News Releases

Las acciones ejecutivas del Presidente Obama, que hoy se discutieron frente de la Corte Suprema, podrán afectar cerca de 79,000 personas en WA

 

(Washington, D.C.) – Hoy, la Senadora Patty Murray (D-WA) dio la siguiente declaración después de que la Corte Suprema reviso el caso de United States v. Texas, la demanda contra las acciones ejecutivas del Presidente Obama, que podrían afectar cerca de 4 millones de inmigrantes indocumentados y familias. Lo que hoy estaba en pregunta era la acción Diferida para Padres de Ciudadanos Estadounidenses y Residentes Permanentes Legales (DAPA, por sus siglas en inglés) y la ampliación del programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

 

“En nuestro gran país en que se celebra el multiculturalismo y la diversidad, es muy decepcionante que todavía hay personas que siguen dispuestos a separar a familias solamente por su estatus inmigratorio,” dijo la Senadora Murray. “Estoy optimista de que la Corte si va a dejar que estos programas se implementen, y también creo que reconocen que debemos enfocar nuestros recursos en identificar a criminales en vez de deportar a niños y padres de familia que simplemente buscan una vida mejor. Los inmigrantes indocumentados merecen ser tratados con respeto y compasión y las acciones ejecutivas del Presidente Obama eran pasos en la dirección correcta. Y aún estoy optimista que estas acciones ejecutivas si van a poder implementarse, y esto servirá como un ejemplo más de que se debe finalmente aprobar una reforma migratoria.”

 

En marzo, la Senadora Murray, junto con 224 miembros del Congreso, emitió un escrito de Amicus Curiae a la Corte Suprema respaldando las acciones ejecutivas del Presidente Obama en el caso de United States v. Texas. En junio de 2015, ella habló en el pleno del Senado apoyando una reforma migratoria, y en noviembre de 2014, otra vez dio su apoyo a la acciones ejecutivas de inmigración dadas por el Presidente después de que la Cámara de Representantes negó considerar una ley bipartidista para reformar nuestro sistema migratorio pasado por el Senado.