Patty in the News

Una mesa redonda de activistas y líderes comunitarios se reunieron con la senadora durante una reciente visita al Valle.

GRANDVIEW — Se tocaron varios temas.
Pero una y otra vez, el tema de una legalización volvió durante una mesa redonda con la senadora federal demócrata, Patty Murray. La senadora se reunión con varios líderes latinos del Valle de Yakima el jueves, en el centro para personas de edad avanzada (Senior Center) de Grandview.
Los líderes criticaron las actuales leyes federales, las cuales, según ellos, separan a las familias cuando algunos de los padres son deportados.
“Estas leyes están rompiendo a las familias”, dijo Marisol Ávila, del Consejo Eastern Washington, un centro de consejería. “Tenemos familias que no pueden ser familias”.

Francisco Ríos y Jesús Sosa, ambos locutores radiales que viven en Granger, le hicieron una emotiva petición a Murria para que luchara en el Senado y pidiera una reforma migratoria. Ríos contó la historia de una familia latina que fue separada cuando los padres fueron deportados y una de las hijas tuvo que hacerse cargo del resto de los niños.

“Esto se debe a la falta de una reforma migratoria sana”, dijo Ríos.
Por su parte Sosa le dijo a la senadora que todos saben que las leyes actuales no sirven, ya que están caducadas, añadiendo que muchos de los inmigrantes que no pudieron arreglar papeles durante la reforma de 1986 siguen sin ser legalizados.

“Decimos que los Estados Unidos es un país de leyes”, dijo Sosa. “Pero nos está fallando con estas leyes”.

Sosa añadió que muchos empleadores abusan de sus empleados debido a las actuales leyes migratorias, mostrando un documento donde dice que su anterior empleador lo amenazó con reportarlo a las autoridades migratorias.
La senadora Murray escuchó a los 13 líderes que conformaron la mesa redonda, asegurándoles que la comunidad latina era de suma importancia para ella.
“Ustedes son muy importantes para mí”, dijo Murray. “Esta es una oportunidad para que se aseguren de que yo sepa lo que piensan”.

“Siempre que hay una redada, todo en la vida toma un sentido de miedo. El miedo está ahí y nunca se va”, dijo Carol Folsom-Hill, la directora de La Casa Hogar, un centro en Yakima que ayuda a más de 400 mujeres, en su mayoría inmigrantes.
Por su parte, Murria dijo que el Congreso esta enfocado en crear empleos y en una reforma de salud. Culpó a los republicanos por el hecho de que todavía no sea aprobada una reforma migratoria.

“Es un balance difícil”, dijo. “Lo hemos intentado tres veces en el Senado en los últimos tres años pero ustedes me han dado una buena razón para regresar y decirles que tenemos que tratar de nuevo”.

- El Sol de Yakima