Patty in the News

Los DREAMers merecen ‘colegiatura asequible’

Jan 16 2014

Op-Ed - Senator Murray

Para la mayoría de los estadounidenses, es difícil imaginar la vida de un estudiante indocumentado. Y aunque estos niños y jóvenes crecen junto a sus vecinos y amigos, estudiando y trabajando duro en las escuelas estadounidenses, su camino hacia un título universitario incluye obstáculos únicos y difíciles.

Al igual que sus compañeros de clase, la mayoría de los estudiantes indocumentados esperan ir a la universidad, pero frecuentemente, los estudiantes a punto de graduarse de la preparatoria abren cartas de las universidades solo para enterarse de que por su status migratorio ellos no pueden obtener el descuento de estudiante del estado, haciendo que el obtener un título universitario sea aún más costoso.

Por desgracia, esta es la dura realidad de decenas de miles de DREAMers que se gradúan de las preparatorias de Estados Unidos cada año. Por causas ajenas a su voluntad, estos estudiantes dedicados tienen unos obstáculos adicionales para obtener un título universitario, y ya es hora de que les ofrezcamos a todos ellos con un camino a una educación asequible.

Diecinueve estados, incluyendo nuestro estado de Washington, ya han aprobado leyes que prohíben la discriminación en contra de los estudiantes indocumentados a la hora de otorgarles el descuento de estudiante estatal. Estos estados tratan a estos estudiantes de la misma manera que tratan a sus amigos y compañeros de clase, pero desafortunadamente, los estudiantes de los otros 31 estados están siendo obligados a pagar mucho más en colegiatura. Ellos deben pagar precios de estudiantes de que viven fuera del estado para asistir a sus propias universidades estatales.

En muchos casos, la diferencia entre el costo de estudiante estatal y estudiante de fuera del estado es la diferencia entre asistir a la universidad o renunciar a la educación superior y pasar directamente a la fuerza laboral. En promedio, la colegiatura para un estudiante estatal en las universidades públicas de cuatro años es de 8,893 dólares, mucho menos que el precio promedio de la colegiatura para estudiantes de fuera del estado la que es de 22,203 dólares. Así que a pesar de los beneficios económicos de obtener un título universitario, los costos de una colegiatura como estudiante de fuera del estado son a menudo demasiado altos para la mayoría de los estudiantes indocumentados.

Creo que todos los buenos estudiantes deben tener las mismas oportunidades de ir a la universidad, sin importar su estatus migratorio. Es por eso que esta semana, estoy introduciendo el proyecto de ley para La Inversión en los Estados Para Lograr la Equidad de Colegiatura 2013 (IN-STATE ACT por sus siglas en Inglés), que proporciona incentivos para que los estados ofrezcan colegiatura estatal y ayuda económica basada en la necesidad de los DREAMers. El proyecto de ley crea el programa American Dream Grant, ofreciendo 750 millones de dólares en ayuda financiera para estudiantes a los estados que establezcan el acceso al costo de estudiante estatal y ofrezcan ayuda financiera a los estudiantes indocumentados de sus estados.

Además de la diferencia de que la colegiatura asequible hace para los estudiantes, ya hemos visto que también los estados se benefician de las políticas de colegiatura equitativa. Al proporcionar acceso a la educación superior a todos los estudiantes que califiquen para la universidad, los estados pueden invertir en miles de estudiantes adicionales cada año y estos estudiantes son capaces de seguir sus sueños, iniciar una carrera, y contribuir a su economía local.

Apoyar a los estudiantes indocumentados es sólo una pequeña parte de la solución para arreglar nuestro roto sistema migratorio, pero hasta que el Congreso ofrezca un camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que viven en las sombras, debemos darles a los estudiantes indocumentados una oportunidad para ser exitosos.

- El Sol de Yakima